Home   Comunicados   Eventos   Nosotros   Junta Directiva   Regístrese       
Nombre de Usuario:
Contraseña:
REGÍSTRESE AQUÍ
   Quiénes somos
   Junta Directiva
   Estatuto de la Sociedad
   Requisitos de ingreso a SVBE
   Clasificación de Miembros
   Reglamentos
   Galería de Fotos
   Contáctenos
   Cursos
   Cursos a Distancia
   Otros Cursos
   Comunicados
   Regìstrese
   Libro de Visitas
   Foro de Discusión
   Zona de Descargas
   Acta Científica
   Reglamento


Federacion de Colegios de Bioanalistas de Venezuela
INPREBIO
Propuestas del Sector Salud para el desarrollo del país
HOME > COMUNICADOS >

Los Trabajadores del Sector Salud: Profesionales, Técnicos, Personal Administrativo y Obreros, comprometidos con el País, nos pronunciamos ante la situación política social y económica que vive la Nación, caracterizada por la inseguridad, la escasez, el desabastecimiento, la falta de empleos decentes, además de la carencia de un salario digno y justo, que les permita cubrir sus necesidades y las de su núcleo familiar. A esto se suma, en los últimos años el deterioro progresivo de la salud, evidenciándose el resurgimiento de enfermedades endemo-epidémicas que ya habían sido erradicadas en nuestro país: Tuberculosis, Fiebre Amarilla, Sarampión, Paludismo, además de otras amenazas, como los incrementos de casos de dengue, parotiditis, desnutrición y enfermedades diarreicas e infecciosas.

Al mismo tiempo este cuadro crítico se agrava aún más, cuando visibilizamos el calvario que aqueja a los pacientes con enfermedades neoplásicas (cáncer), quienes confrontan inmensas dificultades para poder acceder al tratamiento adecuado, al igual que en enfermedades crónicas como diabetes e hipertensión en las que existen graves fallas en la disponibilidad de muchos medicamentos.

La salud bucal no escapa de este panorama, con el agravante de que la caries dental es la enfermedad más frecuente, atacando a un 80% de la población en todos sus grupos etarios.

Aunado a lo señalado, se encuentra el flagelo de la violencia generalizada en sus múltiples manifestaciones que no solo está diezmando nuestra población, principalmente los jóvenes, sino que está dejando una importante cifra de sobrevivientes con discapacidad, causando angustia, ansiedad, depresión, intolerancia, desesperanza, discordia marital, desintegración familiar, altos índices de pobreza, abandono escolar, deficiente formación moral de nuestros niños, niñas y/o adolescentes. Otro aspecto grave es el embarazo precoz, problema de Salud Pública que ubica a Venezuela en el quinto lugar en Latinoamérica y el segundo en Suramérica. Esta situación crítica de violencia ha colocado a Venezuela en una deplorable posición mundial, ocupando el segundo lugar entre los países más violentos del mundo, según datos de la ONU, y siendo el único país de Suramérica cuya tasa de homicidios ha aumentado consistentemente.

Para afrontar esta crisis se requiere del concurso de todos los venezolanos de buena voluntad y especialmente de todos los actores que conforman el sector Salud, quienes han ofrecido su asesoramiento al Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) en innumerables oportunidades, para orientar e implementar acciones dirigidas a lograr una estructura sanitario-asistencial coherente y eficiente, que responda al mandato de nuestra Carta Magna y demás leyes que rigen la materia. Este compromiso debe ser correspondido con acciones del gobierno nacional, asumiendo la responsabilidad constitucional, a fin de garantizar la salud con calidad a la población de nuestro País.

Tomando en cuenta el concepto de salud establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS): "La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades", y considerando que en el mundo actual uno de los indicadores de bienestar es la promoción de la salud mental, la cual es definida por OMS como: "Un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad", podemos entonces inferir, que Venezuela es un país enfermo.

Ante esta realidad, los Trabajadores del Sector Salud: Profesionales, Técnicos, Personal Administrativo y Obreros, comprometidos con el País, tal como lo establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) y demás leyes que rigen la Nación, tenemos el deber de formular y gestionar políticas públicas que proporcionen bienestar biopsicosocial y calidad de vida al ciudadano, la familia y distintas organizaciones que conforman la sociedad venezolana. En este sentido, con la necesaria visión holística que guía nuestras actividades asistenciales, nuestra vocación de servicio y compromiso con la sociedad venezolana, planteamos lo siguiente:

Ante esta realidad, los Trabajadores del Sector Salud: Profesionales, Técnicos, Personal Administrativo y Obreros, comprometidos con el País, tal como lo establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) y demás leyes que rigen la Nación, tenemos el deber de formular y gestionar políticas públicas que proporcionen bienestar biopsicosocial y calidad de vida al ciudadano, la familia y distintas organizaciones que conforman la sociedad venezolana. En este sentido, con la necesaria visión holística que guía nuestras actividades asistenciales, nuestra vocación de servicio y compromiso con la sociedad venezolana, planteamos lo siguiente:

Con base en esta visión teórica metodológica de la Salud Pública, los Profesionales de la Salud hacemos llegar estas propuestas:
  1. Destinar a la salud un porcentaje más elevado del Producto Interno Bruto (PIB), con la debida contraloría para evitar el flagelo de la corrupción en el sector.

  2. Administrar de forma descentralizada y con absoluta pulcritud, eficacia y eficiencia, los recursos presupuestarios destinados al Sector Salud, combatiendo permanentemente la malversación y todo indicio de corrupción administrativa o de cualquier índole. Es decir, debe aplicarse una administración sana, con control y evaluación.

  3. Aplicar un Sistema de Seguridad Social efectivo de acuerdo a lo contemplado en el Art. 86 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

  4. El Ministerio del Poder Popular para la Salud, como Órgano Rector, debe cumplir el mandato constitucional que le obliga a garantizar la prestación de servicios asistenciales eficientes a toda la población venezolana, especialmente a los sectores de menores recursos que no poseen medios para acudir a los servicios privados. Para ello es fundamental destinar recursos económicos suficientes a fin de fortalecer la red de atención primaria (ambulatorios, módulos, etc.) y al mismo tiempo rescatar toda la infraestructura física de la red asistencial del país especialmente la red hospitalaria, dotándolos con equipos médicos, quirúrgicos, odontológicos, psicológicos, de bioanálisis, entre otros; todos cónsonos con los adelantos científicos y tecnológicos, así como también de insumos y materiales: laboratorio clínico, quirúrgico, medicamentos, con ambientes de trabajos adecuados , para asegurar la prestación de un servicio de calidad a la población. De igual manera es necesaria la construcción de nuevos centros asistenciales, con creación de cargos para los profesionales del Sector Salud, que con elevada mística y abnegación han configurado a través de los años, un equipo multidisciplinario dedicado a prevenir y resolver los problemas de salud de la Nación.

  5. Incrementar, fortalecer y aplicar los programas preventivos, promoción de la salud, educación sanitaria y saneamiento ambiental, higiene de los alimentos, entre otros, procurando identificar y erradicar las causas y factores que favorecen la aparición y desarrollo de diferentes enfermedades: VIH, Virus de Papiloma Humano (VPH), Hepatitis C, Meningitis, Neumonía, entre otras. Es recomendable ampliar los esquemas de inmunización mediante la inclusión de las vacunas indicadas por la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría, con énfasis en garantizar no solo el esquema de inmunización recomendado, sino la protección de la cadena de frío en los programas de inmunización.

  6. Rescatar con urgencia las unidades oncológicas tanto de cirugía como de quimioterapia y radioterapia para la atención adecuada y oportuna a los pacientes con cáncer.

  7. Aplicar nuevamente las políticas de fluorización de las aguas de consumo humano o de la sal, así como volver a poner en funcionamiento los programas de higiene y salud oral en la población escolar.

  8. Implantar una verdadera Seguridad Alimentaria para garantizar una mejor calidad de vida y salud.

  9. Aumentar y fortalecer los servicios de atención primaria de salud mental en hospitales y red ambulatoria. Es fundamental crear programas para la promoción de la salud sexual en función de prevenir las infecciones de transmisión sexual y el embarazo precoz. Es imprescindible asesorar al Ministerio del Poder Popular para la Salud y al Ministerio del Poder Popular para la Educación en materia de educación sexual.

  10. Dar especial atención a la Modalidad de la Educación Especial que está siendo amenazada por la imposición arbitraria de modelos extranjeros de atención educativa integral, los cuales además de afectar de manera directa el tratamiento de niños, niñas, adolescentes y adultos con necesidades educativas especiales, está menoscabando las condiciones laborales de los profesionales del área. Es fundamental y prioritario asesorar al Ministerio del Poder Popular para la Salud y al Ministerio del Poder Popular para la Educación, en la Modalidad de la Educación Especial Venezolana.

  11. Crear un servicio de mantenimiento preventivo, correctivo, restitutivo, periódico y permanente en el tiempo, para garantizar la operatividad de todos los equipos asistenciales y la disponibilidad de un stock de repuestos básicos para los mismos.

  12. Garantizar la seguridad y vigilancia permanente que conlleve al trabajo tranquilo, seguro y sosegado de todos los trabajadores de la salud dentro del concepto Empleo Decente que ha venido defendiendo la Organización Internacional del Trabajo (OIT), cuyo convenio fue suscrito y ratificado por Venezuela.

  13. Rescatar la meritocracia, concursos de credenciales para ingresar y otorgar ascensos por méritos y evaluación en el desempeño, de acuerdo a la normativa vigente (CRBV).

  14. Reconocimiento a los Trabajadores del Sector Salud de Sueldos y Jubilaciones dignas, acordes con la realidad económica del país, además de condiciones del medio ambiente de trabajo, para minimizar el éxodo de profesionales.

  15. Discusión y firma de las Convenciones Colectivas para todos los Trabajadores del Sector, que prestan sus servicios en los diferentes entes empleadores del sector público. Estos instrumentos son los únicos documentos legales que garantizan el mejoramiento de los beneficios socioeconómicos y gremiales, extensivos a los jubilados, pensionados y sobrevivientes.

  16. Dotar a las Universidades de mayores recursos presupuestarios con la finalidad de fomentar el incremento en la matricula estudiantil en la ciencia de la salud y los programas extensión e investigación Asimismo, asegurar que los profesionales de la salud que ejerzan en Venezuela, graduados en el exterior, revaliden los títulos correspondientes conforme a las normativas establecidas en el país.

  17. Promover en el campo de la Ciencia y Tecnología aplicada a la salud el estímulo y desarrollo del talento a través de la educación, investigación básica, investigación aplicada e innovación para garantizar grupos de inventores. En este campo de inventores el primer lugar lo ocupa Suiza y en Latinoamérica, Chile con el puesto No. 39, mientras que Venezuela está ubicada, dolorosamente, en el puesto No. 118 a nivel mundial.

  18. Mantener una estrecha y cordial comunicación con las diferentes organizaciones gremiales, colegios de profesionales universitarios y sindicatos del sector salud, de forma tal que puedan cumplir su función de asesores naturales en el área de su competencia y colaborar en la implementación de acciones coordinadas y conjuntas que contribuyan a superar la crítica situación asistencial del país.

Los últimos años han sido difíciles y traumáticos para los Profesionales del Sector Salud. Nuestras luchas, han sido permanentes y con argumentos absolutamente válidos y apegados a los preceptos Constitucionales. Se nos ha tratado de imponer un sistema de salud, caduco, que no está en concordancia con la realidad e idiosincrasia del país, que no da respuesta a la situación de salud que demanda el pueblo venezolano, se nos ha negado la discusión de las Convenciones Colectivas, así como Sueldos y Jubilaciones dignas, y ambientes de trabajo adecuados, provocando el éxodo de profesionales calificados, que hoy se encuentran diseminados por todo el mundo.

Es por ello, que ante la problemática existente en el Sector Salud establecidas en este documento, hay que asumir como prioridad Nacional la sumatoria de esfuerzos para la solución requerida , y exigir al Ejecutivo las respuestas oportunas y adecuadas para solventar la situación crítica en que se encuentra el Sistema Nacional de Salud, dejando a un lado la politización del sector, ya que esta práctica ha menoscabado las políticas dirigidas a la Salud Pública en el tiempo. POR TODO LO EXPUESTO ANTERIORMENTE RATIFICAMOS NUESTRA DISPOSICION DE PARTICIPAR JUNTO CON LAS AUTORIDADES COMPETENTES EN LA SOLUCION DE TODA LA PROBLEMÁTICA.


Caracas, Abril 2014.
COMPROMISO CON VENEZUELA
FEDERACIÒN DE COLEGIOS DE BIOANALISTAS DE VENEZUELA
BLOQUE GREMIAL PROFESIONAL Y SINDICAL.


HOME > COMUNICADOS >
HOME | NOSOTROS | JUNTA DIRECTIVA | MIEMBROS | ESTATUTOS | CONTACTENOS IR AL PRINCIPIO   
Sociedad Venezolana de Bioanalistas Especialistas (SVBE) - RIF: J-30704815-8
Av. Principal Los Chorros, entre transversal Alfredo Jhan y Álvarez Michaud, No. 13-01
Telef-Fax. (+58-212) 239.6072 / E-mail: info@svbe.org
Caracas - Venezuela
Desarrollado por: